Economia

Mercado Pago advirtió que no se podrán vincular cuentas bancarias con la app por una norma del Banco Central

El 1° de diciembre dejará de estar vigente el sistema Debin, que la empresa usó para generar conexiones entre cuentas bancarias y su plataforma; se reemplaza por Transferencias Pull, que ya está en funcionamiento; qué hay detrás de una disputa que lleva meses sin resolverse.

La pelea entre las fintech, encabezadas por Mercado Pago, los bancos y el Banco Central en torno a la tecnología que permite la vinculación entre las cuentas tradicionales y ‘virtuales’ entró en etapa de definiciones, y miles de usuarios comenzaron a recibir notificaciones por parte de la billetera fundada por Marcos Galperin sobre cambios en el funcionamiento de la herramienta. Se trata de una disputa millonaria, que en silencio se extendió durante meses y en apenas días podría cambiar la forma en que los argentinos ahorran e invierten en su vida cotidiana.

Quienes recibieron esa alerta percibieron que la conexión entre la billetera y sus cuentas bancarias (CBU) había sido desactivado, y que para volver a conectarla debían actualizar el vínculo, en una operación en la que subyace el motivo central del conflicto, de consecuencias millonarias.

La disputa involucra al mecanismo que se usa para vincular y realizar transferencias entre cuentas bancarias (CBU) y virtuales (CVU). Se trata del reemplazo del sistema Debin (Débitos Inmediatos, como indica el mensaje enviado por Mercado Pago) por el de transferencias inmediatas pull, que fue introducido por el BCRA a mediados de este año, pero cuyo marco legal se endureció en octubre, cuando la entidad dispuso que desde el 1° de diciembre el Debin debería discontinuarse para adoptar únicamente la herramienta de transferencias pull.

“Tu banco ya no estará vinculado. Por una norma del Banco Central, no podrás ingresar dinero por Débito Inmediato”. Ese fue el mensaje que alertó a miles de usuarios de Mercado Pago hoy, y que explica una parte de la disputa entre el gigante del comercio electrónico, los bancos tradicionales y la autoridad monetaria, que regula el sistema financiero local.

En aquel momento, la empresa endureció su postura y apuntó contra el BCRA (”Más de cuatro millones de personas van a tener dificultades para ingresar dinero a su cuenta digital de Mercado Pago”), pero más allá de planteos de negociación y promesas de “derogación” de la norma por parte del entonces ministro y candidato, Sergio Massa, el escenario no cambió: de no haber modificaciones, quedan menos de 36 horas de vigencia del sistema con el que Mercado Pago apuntaló su competencia contra los bancos.

Mañana es el último día hábil para poder hacer el cambio de Debin a transferencias pull, si nada cambia”, dicen desde Mercado Pago al explicar los motivos del envío de mensajes hoy a los usuarios. A su vez, se refirieron a la fallida intervención de Massa, quien a través de un video dijo en campaña que había pedido al BCRA “la derogación” de la norma de la polémica, junto a un acuerdo con la empresa para bajar las comisiones que cobra a los usuarios. “Lo de Massa quedó en promesas”, dijeron.

Mientras tanto, fuentes del Banco Central confirmaron que hasta el momento no está contemplado un cambio de fechas o de regulación. “Mañana aún no estaría vencido el plazo que tienen las empresas. Si no cumplen veremos que hacemos, porque están incumpliendo una normaTienen que instrumentar el pull que ya probaron y funciona perfecto”, dicen en el directorio de la entidad, que mañana tendrá su habitual reunión semanal, sobre un mecanismo (pull) que otros jugadores del mercado fintech ya tienen operativos.

Detrás de la fecha, se esconde otro punto de disputa: el fin del Debin dispuesto por el BCRA coincide con el cambio de mes, cuando miles de usuarios cobran sus salarios en cuentas bancarias y envían su dinero a las billeteras digitales para aprovechar la funcionalidad de inversión, que permite generar rendimientos con ese dinero (las cuentas bancarias tradicionales hoy no pagan intereses a sus usuarios).

Si bien no hubo definiciones, y la normativa que establece al 1° de diciembre como fecha límite sigue vigente, mañana hay reunión de directorio del Banco Central, y podría haber definiciones al respecto. “Lo que pedimos es que ambos sistemas convivan. Discontinuar una herramienta que funciona desde hace años y es segura para millones de argentinos es negativo”, insisten en la empresa, donde advierten que mantienen conversaciones con la entidad para evitar que “se apague el Debin”.

Mientras tanto, la fecha límite del 1° de diciembre involucra al otro gran conflicto entre las fintech, los bancos tradicionales y Mercado Pago: la interoperabilidad de los códigos QR. Estos populares elementos, que se masificaron por iniciativa principal de la billetera de Marcos Galperin (hoy el principal proveedores de QR en el país), permiten realizar transacciones con diferentes medios de pago, pero hasta ahora, para usar tarjeta de crédito, solo es posible pagar si se hace desde la billetera que proveyó el código.

Pese a que el BCRA había dispuesto que se abriera la competencia en este segmento (que cualquier billetera pueda leer QR y procesar pagos con tarjeta de crédito, independientemente de quién sea el proveedor), por pedido de Mercado Pago el plazo fue postergado en dos ocasiones, con una segunda fecha límite establecida para el 1° de diciembre. Detrás de este reclamo, también invisible para los usuarios, aparece la disputa por el negocio y la distribución de las comisiones que corresponden a las diferentes firmas que participan en la transacción.

Mientras se esperan definiciones por parte del Banco Central, que mañana podría extender o mantener la fecha dispuesta, hoy las cámaras bancarias emitieron un comunicado en el cual instaron a las autoridades regulatorias a implementar la interoperabilidad, al que definen como “un nuevo paso hacia la democratización y competencia de los medios de pagos”.

“Esta medida impulsada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) es un paso más hacia la interoperabilidad full, que hasta ahora era posible solamente entre cuentas. La iniciativa representa un nuevo avance en pos de aumentar la competencia entre los proveedores de servicios de pago y evitar que se generen circuitos o “loops cerrados” que limiten la libertad de elección de usuarios y comercios”, dice el documento.

fuente:(quesabesdigital)

Relacionadas