Paraná

Impulsan la optimización de la separación de residuos en origen

En la sesión que llevó adelante este martes el Concejo Deliberante de Paraná, tomó estado parlamentario un proyecto de ordenanza, presentado por la concejala Fernanda Facello y el concejal Sergio Granetto, a través del cual se propone crear el Programa “Recuperemos Valores”, cuyo propósito es promover y optimizar la separación de los residuos en origen y la inclusión social en su recupero, en el marco de la Gestión de los residuos sólidos urbanos (GIRSU) establecido por la Ordenanza N°9.233.

Vale destacar que la viceintendenta Andrea Zoff se refirió a la importancia de este programa al destacar que el mismo aborda el reciclaje, higiene y recuperación de residuos, “poniendo en el centro de la escena al vecino, organizaciones sociales y cooperativas de trabajadores que se dedican a la recuperación de desechos que pueden ser reciclados y reutilizados, fomentando desde el Municipio conciencia sobre la vital importancia de abordar uno de los mayores problemas y desafíos de Paraná como lo es la gestión de los residuos sólidos urbanos, mediante un tratamiento que tiene una doble arista: el cuidado de nuestro ambiente y el fortalecimiento de las condiciones laborales de los trabajadores de las cooperativas que llevan adelante el trabajo del ciclo de recolección y reciclaje”.

“El proyecto que traemos a consideración es resultado del trabajo articulado que venimos desarrollando durante varios meses con diversas áreas del Departamento Ejecutivo Municipal, particularmente funcionarios y personal de la Secretaría de Participación y Gestión Comunitaria, de la Secretaría de Servicios Públicos y de la Secretaría de Coordinación Estratégica, en función de las competencias de cada una de ellas”, explicó Facello, al referirse a la iniciativa.

En ese sentido, añadió que “ese trabajo articulado se expresa en el presente proyecto de ordenanza, con el objeto de brindar un marco jurídico a la puesta en marcha de un Programa de recuperación de residuos sólidos urbanos en su Modalidad Domiciliaria, y al mismo tiempo subrayar la relevancia de la articulación entre la tarea legislativa y ejecutiva, buscando que no solo se presenten buenos proyectos en el seno del órgano deliberativo, sino que se trabaje en asegurar su éxito en la implementación”.

Más adelante, la edila dijo que el “proyecto integra en sus definiciones las nociones de reciclaje inclusivo, higiene urbana y recuperación de residuos en el marco de la economía circular”.

“Esta tríada de conceptos aplicables se sustentan en un esquema de acuerdo tripartito necesario e imprescindible entre el Estado Municipal, cada uno de los vecinos y vecinas en las zonas definidas, y las cooperativas de recuperadores que participan del proyecto. Cada uno de estos tres actores desarrolla una acción clave para el éxito de la propuesta”, remarcó.

Al referirse al manejo de los residuos, sostuvo: “Es imprescindible que separemos los mismos en nuestros domicilios, en nuestros sitios de estudio y de trabajo. Es de suma importancia separar los residuos en origen; una gestión eficiente de los mismos requiere de la colaboración de todos los ciudadanos.”.

En los fundamentos del proyecto presentado por Facello y Granetto, se expresa que “si la separación en origen es correctamente realizada, la recuperación de materiales reciclables es mayor, lo que mejorará la condición de trabajo de los recicladores o recuperadores, dignificando su labor, fortaleciendo y promoviendo los grupos de trabajo y los proyectos socio ambientales. Por otro lado se aumenta la vida útil del relleno sanitario y mejora la calidad ambiental del entorno”.

Finalmente, la iniciativa impulsa el modelo de economía circular: “la misma se presenta como un sistema de aprovechamiento de recursos donde prima la reducción, la reutilización y el reciclaje de los elementos. La economía circular propone un nuevo paradigma que modifique la forma en la que actualmente producimos y consumimos. ¿Producir, usar y tirar? No, reducir, reusar y reciclar. Frente a la economía lineal de extracción, producción, consumo y desperdicio, la economía circular alienta un flujo constante, una solución virtuosa, en la que los residuos puedan ser utilizados como recursos para reingresar al sistema productivo”.

Relacionadas