Policiales

Falleció de un paro cardíaco el CEO de Vicentín Sergio Nardelli

El empresario tenía 59 años, estaba casado con Alba Rosa Gianneschi y era padre de 4 hijos. Fue precisamente su mujer quien cerca de las 21 lo encontró muerto en el baño de su casa, ubicada en calle 1420, a escasos metros de la plaza principal de la ciudad y de la Catedral del lugar. La esposa llamó de inmediato al servicio de emergencia -cuyas oficinas están ubicadas a no más de 400 metros de la mansión de Nardelli- y cuando estos llegaron, el médico personal y de la empresa Vicentín, Jorge De Prato, ya estaba allí y había confirmado el deceso del CEO del grupo Vicentín, según pudo saber ANALISIS. En el lugar también estuvo el médico del servicio de emergencia, Gustavo Algañaraz, quien ratificó lo del infarto y que “en el lugar no había signos de violencia”. Con esa infomación, el fiscal de turno, Aldo Gerosa, dispuso la entrega del cuerpo a la familia.
Nardelli hizo su vida normal en los últimos días. De hecho, hasta ayer entrenó en la plaza principal de Reconquista, cercana a su domicilio, hasta donde iba a caminar o correr con cierta asiduidad, por lo cual siempre mostraba un estado físico envidiable. No obstante, algunos allegados indicaron que tras su entrenamiento había sentido una pequeña molestia física pero le restó importancia.
No obstante, Nardelli estaba muy preocupado por la situación de la empresa Vicentín y el avance de la causa judicial, por lo cual le había advertido a sus familiares directos que podían existir decisiones tribunalicias que lo podían afectar directamente y hasta consideraba que podía terminar privado de su libertad. Este miércoles, Nardelli se molestó por una manifestación de alrededor de 200 personas que tenía programado ir al domicilio del empresario en reclamo de pagos adeudados. La Policía no permitió que los manifestantes llegaran hasta su vivienda.
Los restos de Sergio Nardelli serán sepultados este jueves, a las 10 de la mañana, en el cementerio municipal de Reconquista.

Relacionadas