Gremiales

CISADEMS denunció que “los maestros santiagueños tienen el peor sueldo del país”

El Círculo Santiagueño de Docentes de Enseñanza Media y Superior (CISADEMS) denunció que “los maestros santiagueños tienen el peor sueldo del país”. Así se pronunció el gremio tras conocer los últimos índices de inflación y señaló que los salarios del sector tienen niveles de pobreza y muchos de indigencia.

“CISADEMS demanda un urgente tratamiento a la delicada vulnerabilidad en la que se encuentran maestros y todos los docentes, en todos los niveles, del sistema educativo provincial. El aumento salarial no puede dilatarse”, expresó la organización sindical.

A través de un comunicado, el gremio docente santiagueño reafirmó que en la provincia “la docencia necesita un aumento salarial que mejore su magro y golpeado salario”.

CISADEMS se manifestó al informar que “el Índice de Precios al Consumidor (IPC) registró en el mes de septiembre pasado, un alza del 2,8 % impulsada esencialmente por un avance del 3% en el rubro alimentos y bebidas” y que “con esta suba, en los primeros 9 meses de 2020, la inflación minorista fue de 22,3 % y en los últimos 12 meses acumuló un incremento del 36,6 %”.

Según los datos que dio a conocer hoy (martes) el Indec, la Canasta Básica Total (CBT) sufrió un aumento del 3,8% durante el mes de septiembre por lo que una familia tipo de 4 personas necesito de $47.216 para no caer en la pobreza.  Mientras que, tomando el mismo grupo familiar, la indigencia quedó marcada en $19.430”, detalló el sindicato, y alertó que “es la primera vez que la CBT (3,8%) superó el índice de inflación (2,8%)”.

En ese marco, el gremio describió la situación docente y expresó: “De manera irrefutable y lamentable, una maestra que ingresa y hasta con 17 años de antigüedad, en nuestra provincia, se encuentra en una pobreza extrema y miles de docentes con cargos, con menos puntos que los 181 del cargo testigo, están sumidos en la indigencia total”.

“Los maestros santiagueños tienen el peor sueldo del país”, denunció la conducción del CISADEMS, y agregó que “la situación es más grave si consideramos que los maestros, y la docencia en general, gastan de sus miserables ingresos para sostener la continuidad pedagógica”, al señalar que “lo hacen desde marzo y no reciben ningún aporte en reconocimiento a este esfuerzo extraordinario”.

Ante la situación, la organización gremial manifestó que “si bien la Paritaria Nacional espera reunirse en noviembre, la pobreza y la indigencia ya están instaladas en la docencia”.

“CISADEMS demanda un urgente tratamiento a la delicada vulnerabilidad en la que se encuentran maestros y todos los docentes, en todos los niveles, del sistema educativo provincial. El aumento salarial no puede dilatarse. Basta de miseria”, sostuvo el sindicato docente santiagueño.

Relacionadas