Policiales

Caso Fátima Acevedo: Testimonios complicaron la posición de Martínez

En la continuidad del juicio que se sustancia ante un jurado popular para determinar la responsabilidad de Jorge Nicolás Martínez en el femicidio de Fátima Acevedo, hoy miércoles 24 de febrero se adelantarán testimoniales que estaban previstas para este jueves.

Las mismas fuentes precisaron que la segunda jornada del juicio fue muy adversa para la posición del imputado. En este sentido se destacó que una testimonial sobre las pericias a los celulares terminó por revelar que Martínez escribió en su teléfono pero con el chip del de Acevedo, mensajes de texto pretendiendo que era ella quien los redactó. En la investigación se conoció que una amiga de Acevedo recibió una serie de mensajes en los que la víctima le decía que se había ido de Paraná a buscar trabajo, que estaba muy bien, que su hijo había quedado con Martínez y que pronto regresaría a buscarlo para llevarlo con ella.

 

Contundentes

 

Las fuentes evaluaron que las testimoniales de este martes 23 de febrero fueron “contundentes” en contra de los interese del imputado. Además del padre de la víctima, declaró personal de Bomberos que procedió a retirar el cuerpo, que había sido arrojado a un aljibe ubicado a unos 800 metros de la casa de Martínez. También lo hizo una funcionaria de la división canes de la Policía de Entre Ríos, que explicó cuál fue el trabajo que desempeñaron los canes, cuántos participaron de los rastrillajes y qué hizo cada uno.

Un alto funcionario policial declaró sobre todo el procedimiento, como se llegó al aljibe, dijo que los metros que lo separan de la casa del imputado son alrededor de 600, en tanto que un subalterno de aquel refirió que son 500 metros. El funcionario agregó que la zona es inhóspita y de difícil acceso. Esto último fue lo único de la jornada que favoreció a la defensa.

Este martes 23 prestó declaración testimonial el padre de la víctima, que dijo que no tenía una buena relación con su hija y recordó que se fue de la casa familiar siendo muy joven. También dijo que aquella se veía en el hospital con la madre porque era insulinodependiente y añadió que a Martínez no lo conocía, nunca lo vio y sólo una vez quiso hablar con aquel porque recordó que el imputado llamó a la casa para proferir una amenaza, pero no pudo hacerlo. Dijo que en los últimos tiempos la familia quiso ayudar a Fátima económicamente para que pudiera salir del hogar, pero no pudieron.

Relacionadas