Internacionales

Biden suma a la OTAN a su cruzada para “contener” a China, que reacciona con furia

El presidente norteamericano logró el respaldo del G7 y de la Alianza Atlántica a su decisión de enfrentar la expansión del gigante asiático, a la que ve como un “desafío sistémico” al orden internacional.

Joe Biden puede mostrarse siempre sonriente y no descerrajar tuits agresivos a cualquier hora del día o de la noche, pero su primera gira europea está demostrando que está mucho más decidido que Donald Trump a desafiar la expansión hegemónica de China, inclusive en el plano militar, tarea a la que quiere sumar a sus aliados europeos, asiáticos y a la OTAN.

La cosecha del paso del presidente norteamericano por la cumbre del G7, el fin de semana en Inglaterra, y por la de la Alianza Atlántica, el lunes en Bruselas -un plan económico para desafiar la “nueva ruta de la seda”, críticas a los derechos humanos en China y la mención a la “amenaza militar” del gigante asiático- irritaron profundamente a Beijing.

Relacionadas