Internacionales

Amnistía Internacional acusó al gobierno británico de mentir sobre la inmigración

En el medio de un récord de llegadas de migrantes por el Canal de la Mancha, Boris Johnson aumentará las penas: de seis meses a 4 años de prisión para los ilegales y cadena perpetua a quienes los ayuden a llegar.

El Reino Unido se prepara para aumentar de seis meses a cuatro años la pena de prisión para los migrantes que traten de entrar ilegalmente en el país, en medio de un récord de llegadas por el Canal de la Mancha.

Relacionadas