Contacto


Economia - 12/05/2018   15:19

Se aceleró la corrida al dólar, que registró un nuevo récord

El BCRA vendió US$1100 millones de las reservas sin poder evitar otro ajuste; la divisa cerró en $23,72 El Banco Central (BCRA) debió conformarse con convalidar ayer una nueva suba del dólar tras otra jornada cambiaria muy caliente y pese a que aportó al mercado casi 7 de cada 10 billetes negociados en el día


Aun así, y al embate frontal contra el billete que realizó en los últimos minutos de la rueda mayorista (para hacerlo bajar de un "pico" de $24,20 a $22,95), la divisa cerró la semana a un promedio de $23,72 para la venta al público y tras haber superado durante buena parte del día los $24 y hasta llegó a ofrecerse a $25 en algunos bancos y casas de cambio.

El precio de cierre implica otro avance de 59 centavos (2,6%), lo que amplió al 6,5% la devaluación en la semana; al 8,8% en lo que va del mes, y al 21% en lo que va del año, todos porcentajes que ubican al peso como la moneda más depreciada nominalmente del mundo, cualquiera de los tres lapsos que se tome.


ADEMÁS

"A nadie le conviene subir los precios", dijo el presidente de la Asociación Empresaria Argentina

La renovación de Lebac, el gran desafío
El resultado semanal (y del día) volvió a dejar a la vista que el Gobierno no encuentra la forma de frenar la corrida contra el peso, aquella que tuvo un inicio institucional hace algo más de 15 días (para muchos vinculado con la puesta en vigencia del impuesto a la renta a los extranjeros) pero que en las últimas horas terminó contagiando a la calle.


Después de todo, el dólar no encuentra techo pese a que el BCRA sacrificó otros US$1241,5 millones de las reservas (US$1102 millones ayer) para tratar de controlarlo; volvió a operar con contratos de futuros (tras 2 años y medio de autoveda al respecto) y mantuvo las tasas de interés de mercado abierto bien empinadas y por encima del 42% nominal anual para el corto plazo.


Los analistas vinculan la aceleración que pareció mostrar la corrida y la demanda de divisas ayer (se operaron US$1616,9 millones al contado, el mayor volumen de mayo y 87% más que en la rueda previa) tras algunos días algo más calmos, con la incertidumbre que genera en este contexto el megavencimiento de Lebac del martes (ver página 19).

Se trata de la deuda por aproximadamente 1.200.000 millones asumida por el BCRA mediante la emisión de titulos ya que unos $670.000 millones, cifra equivalente a poco más de la mitad sus reservas, vencen ese día. La actuación desplegada por el ente monetario ayer para indicar que hizo la misma lectura.

Por algo invirtió buena parte de los $25.594,5 millones que captó por la venta de dólares de las reservas en la recompra de $30.000 millones en Lebac a vencer ese día, en parte para aprovechar que estaban a precios de liquidación (por la ola de ventas llegaron a rendir 96% anual en lo más álgido del día), pero -principalmente- para bajar el monto de la factura, que bajó ahora a $ 640.000 millones.

Todo aporta al nerviosismo
También se mencionó como estímulo a la demanda de dólares a los trascendidos que indicaron que el Fondo Monetario Internacional (FMI) estaría pidiendo un tipo de cambio más alto para allanar el camino al acuerdo por asistencia. "Se escuchó por ahí que lo pediría para mejorar competitividad", apuntó el economista y consultor Iván Carrino.

Y al impacto que tuvieron una serie de denuncias por redes sociales sobre dificultades o limitaciones para retirar dólares de algunos bancos, algo que llevó a algunas entidades a coordinar la disponibilidad de billetes para evitar lo que intuyen puede ser una campaña que se propague.

Todo esto lo que muestra es que "el mercado ingresó en zona de pánico, y no saldremos de ahí y el dólar no tendrá precio referencial hasta ver al BCRA otra vez al mando de la situación", alertó el analista financiero Christian Buteler.

Para Eric Ritondale, de la consultora EconViews, lo que sucede "se puede leer como un ajuste en el tipo de cambio, que va más allá de una corrida y va a permitir al país ir a un déficit externo algo mas bajo", algo que dependerá de "la asistencia y credibilidad del programa que se pacte con el FMI".

Por esta razón Ritondale no cree que "la corrección del tipo de cambio real haya terminado". "Creo que falta algo más", insiste, ante lo cual aconseja al BCRA en estas circunstancias "no ir contra una devaluación del peso que luce inevitable, sino concentrarse en administrarla para preservar la estabilidad financiera para no dañar de más a la actividad económica" hasta que llegue el anuncio concreto de un acuerdo con el FMI "que si es importante (en plazos y montos) debería ser capaz de estabilizar las expectativas y el dólar".


 a nacion)



Que Sabes Digital
E-mail:contacto@quesabesdigital.com.ar
Paran - Entre Ros
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES


Diseño sitios WEB
Copyright ©2018 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados